Hoy te contamos como hacerle un beso negro o anilingus en condiciones a una tía. Toma buena nota y practícalo, si puedes.

Lo primero de todo tienes que saber que a muchas mujeres esta práctica les horroriza, debido a que el ano se estimula directamente con la boca. La clave para convencerlas está en el diálogo y la higiene. Si al final convences a alguna, aquí tienes unos consejos.

Lo primero de todo es que la chica se lave bien la zona anal con un jabón antibacterias que venden en cualquier farmacia. También que se depile la zona unos días antes es de agradecer.

Antes del beso negro en sí es conveniente masajearle bien los glúteos, hacerle caricias y darle muchos besos. Todo esto le hará entrar en materia y la pondrá como una moto. Tras esto ya puedes empezar a entrar en materia.

¿Qué tengo que hacer?

Pues muy sencillo, lámele bien el ano de abajo a arriba, en círculos y métele la lengua hasta donde puedas. Algo así como si tu lengua fuera tu pene. Con todo esto la tía tocará el séptimo cielo.

Algo muy importante y a tener en cuenta es que esta práctica puede provocar enfermedades de transmisión sexual debido a la gran cantidad de bacterias que hay en esta zona. Para evitarlo es conveniente, si puedes, usar barreras bucales como el cuadrante de látex o la cubierta oral. Si tienes paciencia también puedes recortar un preservativo para proteger tu lengua.

Recuerda también que una vez que hayas acabado debes lavarte la boca. Sobre todo si después vas a estimular bucalmente otros genitales. De esta manera evitarás infecciones en el tracto urinario.

 

01

02

03

04

Para terminar, decirte que nosotras te aconsejamos, si puedes, que lo hagas con tu pareja. Ya verás como le gusta. Y si no, al tiempo. Algunas de las chicas de la oficina ya lo han probado con sus parejas y están encantadas. Además, de eso se trata. De probar cosas en lo que al sexo se refiere y disfrutarlas sin tabúes. Un consejo, si lo haces, hazlo con seguridad, decisión, higiene y ganas de pasarlo bien.