Hace unas semanas le puse a mi chico una peli que me llamó mucho la atención en su día. Le estoy sumergiendo poco a poco en el cine erótico, ¡y la verdad es que está encantado! Nine Songs está dirigida por Michael Winterbottom, que muchos de vosotros conoceréis por su divertido filme 24 Hour Party People, que además contiene una porción de la historia musical contemporánea y otros atractivos históricos como fue el auge de las discotecas y fiestas en el Reino Unido.

Nine Songs también contiene un fuerte matiz sobre la música y vida nocturna inglesa, pero quedó al margen del circuito comercial una vez más por mostrarnos actores practicando sexo explícito, consumiendo drogas y algunas escenas que tu abuela no aprobaría. Y así básicamente discurre la película. Relaciones sexuales entre dos jóvenes amantes y buena música grabada en directo sobre una escena inglesa todavía en plena forma.

El título hace referencia a esas nueve canciones que intercalan la historia de sus dos protagonistas, procedentes de grabaciones de directos reales a los que éstos acuden con frecuencia. Podrás ver aquí actuaciones en vivo de bandas como Franz Ferdinand, The Black Rebel Motorcycle Club o Michael Nyman, así que ya de por sí es un fuerte atractivo si te gusta la buena música en vivo.

Lo que hay entre estas nueve canciones son escenas repletas de morbo y pasión que además propician una reflexión sobre el amor, el deseo, los sentimientos y la complejidad de la mente humana en cuanto a las relaciones pasionales, todo ello como hemos dicho, con escenas de sexo explícito.

Por lo visto, durante la selección de los actores de la película, se les recalcó que el sexo sería completamente real. Sólo se presentó una actriz al cásting, que fue la que finalmente protagonizó la película.