A pesar de que estamos viviendo una primavera revuelta, parece que por fin el calorcito se va imponiendo queridos lectores! Ya es hora de sacar los pantaloncitos cortos del armario y de quitarse tantas capas de encima. Como buena alicantina que soy, adoro los climas cálidos y si por mí fuese… iríamos todo el mundo en pelotas por la calle. No sería más sencillo así?

Al lado de mi televisor se encuentra emplazado el calendario de mesa que me envió Polymerboy, el fotógrafo catalán del que voy a hablaros a continuación. He de confesaros que en este calendario una se olvida completamente de las fechas y los números, pues el primer mensaje que llega a nuestro cerebro son unas apetitosas e insinuantes mujeres que convierten este almanaque en algo “atemporal”, si es que eso es posible en un calendario, jeje. A Polymerboy le encanta laespontaneidad y sacar esa vena juguetona y traviesa que tenemos las mujeres, nuestros momentos más divertidos y exponiendo el desnudo con una bellísima naturalidad.

Polymerboy exprime el mejor jugo de cada modelo durante una sesión fotográfica casi sin que ella se de cuenta. Sus inspiradas ideas y claras perspectivas sobre lo que va a hacer, y al unir esa visión a su facilidad para inmortalizar las virtudes femeninas, consigue unos impresionantes resultados y unas sesiones con desarrollo: un pasillo de un hotel, la parte de atrás de un coche, una playa de noche o cualquier emplazamiento exterior que nos podamos imaginar lo convertirá en todo un festival de sensaciones y experiencias.

Una de las cosas que más me gustan de su trabajo, es su magnética admiración por la mujer; aunque también ha realizado alguna sesión con el sexo masculino. Él consigue que tú también te sientas cercano a sus modelos, que de alguna manera las conozcas tras echar una simple ojeada a la foto. Tras ese primer impacto incluso nos llama más la atención el físico de la modelo, que se muestra radiante y vital.

Como habréis podido comprobar suele trabajar bastante en formato blanco y negro, pero ahí no queda la cosa ni mucho menos…

Sin más dilación os invito a daros un paseo por su web y blog.